Izabal – Guatemala en www.zonapuertosizabal.com

Abrigan la esperanza de ver a sus familiares

Posted on: 19 enero 2010

A una semana del devastador terremoto en Haití, dos familias guatemaltecas aguardan con angustia noticias sobre sus seres queridos. Aunque los reportes no son alentadores y el tiempo comienza a minar la esperanza, ellos esperan escuchar su voz.

Entre la larga lista de desaparecidos que dejó el terremoto se encuentran dos guatemaltecos: una funcionaria de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y un niño de 3 años.

La esperanza será lo último que se agote para la familia Rodas, que monta guardia junto al teléfono, a la espera de que alguien les informe sobre Mirna Patricia Rodas Arreola.

Rodas, de 45 años, trabajaba para la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (Minustah); tenía dos años y medio en ese país, y el día del sismo se encontraba en el ascensor del Christopher Hotel, donde laboraba, y ya no se supo más de ella, dijo su hermana Vivian Rodas de Salazar.

Como era habitual, esa mañana Rodas Arreola se comunicó por Internet con su familia en Guatemala. “Siempre nos escribía, y ese día quiso saber cómo se encontraban sus sobrinos —mis hijos—”, De Salazar.

Jean Pierre Goldftein, novio de la desaparecida, se encuentra en Nueva York, y a cada momento recibe datos sobre los trabajos de búsqueda, pero hasta ahora las noticias no han sido alentadoras.

Rodas Arreola tenía planes de visitar Guatemala en marzo, cuando la Misión iba a otorgar vacaciones a sus colaboradores. “La última vez que vino fue en octubre, para el bautizo de mi hija”, añadió De Salazar.

Rodas Arreola tiene una sobresaliente carrera de 10 años en Naciones Unidas, y formó parte de misiones en Timor, Eritrea y Haití, como asistente de la Fuerza de Comando.

Otra familia en zozobra

La desaparición de su esposo, Daniel Verase y de su hijo Mateo mantiene en zozobra a Marylinda González, una guatemalteca que se encontraba trabajando también para la Minustah en Puerto Príncipe y que fue evacuada a Guatemala la semana recién pasada, por medio del consulado en República Dominicana.

Ese martes fatídico, Verase, de 34 años y de nacionalidad uruguaya, se encontraba junto a sus dos hijos, en el edificio Jeróme, a la par del lujoso hotel Montana.

Según relata González, una niñera logró rescatar a su hija de 1 año, pero Verase y Mateo, de 3 años, no tuvieron la misma fortuna. “Mi hijo es guatemalteco, y las fuerzas de rescate del contingente nacional le deberían dar prioridad”, exclamó González.

Mientras las horas pasan, el tiempo se convierte en el peor enemigo en esta tragedia que ha golpeado a muchos hogares en el mundo, y Guatemala no fue la excepción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Historial

Calendario

enero 2010
L M X J V S D
« Oct   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
A %d blogueros les gusta esto: