Izabal – Guatemala en www.zonapuertosizabal.com

La ayuda a los supervivientes se convierte en la prioridad

Posted on: 22 enero 2010

Puerto Príncipe – Los equipos internacionales de socorristas en Haití se concentraban ayer en la ayuda humanitaria a los damnificados del violento sismo que devastó hace 10 días este paupérrimo país caribeño, disminuyendo paulatinamente la búsqueda de supervivientes.

“Los equipos de socorristas se concentran cada vez más en la ayuda humanitaria dirigida a las personas que lo necesitan”, explicó a la AFP la portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) en Ginebra, Elisabeth Byrs.

Tras 10 días de extenuantes tareas de búsqueda de superviventes sepultados bajo los escombros de la capital, Puerto Príncipe, y sus alrededores, algunos rescatistas emprendieron el camino de regreso a sus países.

“Los equipos livianos, agotados, comienzan a volver a sus casas”, explicó Byrs, precisando que “los equipos que disponen de material pesado siguen sacando cuerpos de las ruinas”, en un momento en que las posibilidades de encontrar con vida a las víctimas sepultadas comienzan a desaparecer.

Según el último balance de la OCHA, los equipos de rescate lograr extraer con vida a 121 personas, un récord en este tipo de catástrofes. La cifra, sin embargo, no aumentó desde el miércoles.

Aunque por el momento no se ha hecho ningún anuncio oficial sobre el fin de la búsqueda de supervivientes, Estados Unidos, a cargo de la logística en Haití, afirmó ayer que preveía terminar “muy pronto” esta fase para pasar a la recolección de cadáveres y la retirada de escombros.

Apremia ahora acudir en ayuda de los supervivientes, privados de hogar, comida, agua o cuidados médicos.

La ONU estima que tres millones de personas requieren ayuda humanitaria y que un millón se vieron desplazados en todo el país por el terremoto del 12 de enero, que dejó al menos 75 mil muertos y más de 250 mil heridos.

El jueves se lanzó una vasta operación para alojar en diferentes partes del país a las personas sin techo.

“Queremos dejar de vivir como animales”, enfatizó Carole Deslouis, que desde hace nueve días vive en un jardín de la capital, lavando a sus dos hijos con agua sucia y casi mendigando para comer algo de arroz.

Intentan recuperar el control

“Estamos trabajando para recuperar el control”, aseguró por su parte el presidente haitiano, René Preval.

“Una vasta operación está en marcha. Vamos a reubicar a los sin techo”, declaró el ministro haitiano del Interior, Paul Antoine Bien Aimé, explicando que se crearán campamentos que podrán albergar a hasta 10 mil víctimas cada uno.

Según la Organización Internacional de Migraciones (OIM), solo en Puerto Príncipe hay 477 campamentos improvisados en los que malviven al menos 500 mil personas.

El gobierno haitiano contrató autobuses para transportar a los damnificados la capital haitiana hacia el norte y sur del país desde la semidestruida capital.

En Croix-des-Bouquets, a 17 km de Puerto Príncipe, un batallón brasileño empezó a preparar el terreno para instalar uno de los refugios.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) prevé construir en este lugar casas sólidas para unas 30 mil personas.

El Ejército estadounidense, que decidió aumentar hasta 20 mil sus efectivos desplegados en Haití, trabajaba en la reapertura del puerto de la capital haitiana, con el fin de descongestionar el aeropuerto, adonde llega lo esencial de la ayuda.

En ese contexto, el centro de Puerto Príncipe se vio invadido el jueves por camiones de todo tipo y tamaño cargados con mercaderías rescatadas de los escombros por cadenas humanas antes de la intervención de las excavadoras.

“Los propietarios de tiendas dañadas recibieron un ultimátum, tienen orden de vaciar sus comercios”, explicó Maxime Lundy, de la fuerza de intervención y mantenimiento del orden (CIMO), unidad de élite de la Policía haitiana.

Según el inspector, el ultimátum se debe a que todos los comercios van a ser destruidos por los bulldozers. Pero los habitantes creen que es porque la policía está cansada de combatir día y noche los pillajes.

Los afectados carecen de todo, pero los que lograron reunir agua, víveres o gasolina los revenden a precio de oro, lo que ha provocado una fuerte alza de los precios.

Frederic Leny, chofer de taxi que aumentó sus tarifas, se justifica: “Gano mucho dinero, pero esto no va a durar. En pocos días, todo el mundo habrá olvidado a Haití”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Historial

Calendario

enero 2010
L M X J V S D
« Oct   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
A %d blogueros les gusta esto: